Cada día crece más y más el número de jóvenes en su mayoría interesados por el teatro. En últimas décadas las instituciones educativas, lamentablemente no todas pero si un considerable número de ellas, les inculcan a la juventud el gusto por el arte escénico, tal vez a manera de “taller” o “clase extracurricular” pero de igual manera inmiscuirlos en la práctica.
Puedo mencionar nombres que resuenan dentro del teatro estudiantil como el Ing. Benjamín Gómez, el Dr. Sánchez Fraire y no puedo pasar por alto a César Chairez, quien junto con Jesús Prieto por mencionar algunos de los muchos directores que hay, han llevado de la mano a generaciones de jóvenes estudiantes a adentrarse al mágico mundo del teatro.

Pero no sólo en las escuelas ocurre esto, existen grupos que van surgiendo sin el apoyo de una institución educativa o cultural, jóvenes que en su necesidad por conocer, por experimentar, por empaparse del teatro deciden juntarse y formar grupos independientes.
Dentro de esta gran familia que es la comunidad teatral existen diversos personajes, como en toda buena historia que se puede contar sobre un escenario. Existen los jóvenes e inexpertos quienes ansían conocer más sobre este vasto mundo que apenas se abre ante sus ojos, y existen los viejos sabios que ya tienen camino recorrido y que el tiempo les ha dado experiencia.
Si algo nos ha enseñado la historia son estas dos cosas que quisiera mencionar:

LA PRIMERA, que sólo aquel que ha vivido el tiempo suficiente como para haber experimentado, tiene las armas para enseñarle a quienes empiezan a recorrer camino la ruta a seguir y así todos poder caminar a paso seguro por el mismo sendero.

LA SEGUNDA, es que de la historia quien no la aprende está condenado a cometer los mismos errores heredándoselos a quienes vienen desde atrás.
Por esa razón es importante, señores de teatro, gente de muchos ayeres, que entiendan y comprendan que hay que recibir a estas nuevas generaciones y estar para ellos “EN APOYO” para que crezcan como ustedes lo han hecho y no que ellos les sirvan “DE APOYO” para ustedes levantarse presuntuosos de tener más experiencia y una mejor calidad de trabajo. Una vez un buen amigo dijo: HAY QUE ACABAR CON TODO EL CANIBALISMO DENTRO DE LA COMUNIDAD TEATRAL EXISTENTE… Sabias palabras que después fueron manchadas por su mismo autor.

“Quien escupe hacia el cielo tiende a ser víctima de su propia boca”
GDP.