Inequidad / Diálogo

Seguramente se ha preguntado los porqués de las guerras y quizá haya sido presa de la desinformación formándose un criterio equivocado. La buena noticia es que los tiempos cambian y con ello las posibilidades de tener nuevas alternativas para saber la verdad, como por los nuevos medios que provee la Internet.

Pensemos en la historia y confrontémosla con lo conocido en el presente. Podremos constatar que en muchos de los casos fuimos desinformados o definitivamente engañados.
Quienes nacimos a mediados del siglo anterior, aprendimos sobre la heroicidad de los soldados aliados que participaron en la Segunda Guerra Mundial; nos enseñaron a admirarlos con la información que fluía en periódicos, revistas, la radio, cine y la televisión.

Aún más, fuimos aleccionados a través de series televisivas, como una llamada “Combate”, donde el Sargento Saunders y su pelotón de soldados mataban guerreros alemanes al por mayor y enamoraban francesas salvándolas de los villanos.

Por muchos años estuvimos convencidos de que la guerra contra Corea y Vietnam, fueron el encuentro de los buenos luchando contra el comunismo satánico defendido por los malos, soldados de ojitos rasgados, crueles que debían ser castigados.

Cuando ya no eran “rentables” las guerras contra los orientales, nos enfocaron al medio oriente. Los nazis fueron substituidos por los maléficos musulmanes radicales que derribaron las Torres Gemelas de Nueva York.
Pasado el tiempo, supimos que a la guerra mundial, los EUA entraron a finales de la misma y por su inexperiencia sufrieron muchas bajas militares. Nos enteramos que el bombardeo a Pearl Harbor pudo haberse limitado en daños.

La guerra de Vietnam en sumas y restas representó una derrota para EUA y despertó la conciencia mundial haciéndola reflexionar sobre las injusticias y abusos cometidos. Hoy día, el país invasor sigue pagando costos en rehabilitación y atención médica, pagos de pensiones y recepción de orientales que exigen nacionalidad y beneficios por ser damnificados.
Supimos que Sadam Hussein no tenía bombas atómicas ni armas bacteriológicas; agregue los nuevos ataques en Afganistán y Siria y el gasto de recursos para desestabilizar a Ucrania y Rusia. Lo del avión derribado tiene sus propias historias desconcertantes.

Lo de Palestina y la Franja de Gaza no es noticia, aunque el recrudecimiento de los ataques preocupan al mundo que en pleno protesta contra la inequidad y falta de respeto a la vida humana, los tratados internacionales y los principios de moralidad y ética.

Le comparo datos recabados:

Del 8 de julio, hasta el 23 de agosto, han muerto 2 mil 48 palestinos (70% civiles) incluyendo 479 niños y 249 mujeres. Los ataques de Hamás han causado la muerte a 64 soldados y 3 civiles israelíes, incluyendo un niño y a un extranjero, según la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo.

En la actual ofensiva en Gaza, Israel ha gastado más de 2 mil 500 millones de dólares, según el diario israelí Haaretz.

A partir de la primera Intifada, levantamiento palestino de 1987, según datos del Centro de Información Israelí para los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados B´Tselem, muestran que del 9 de diciembre de 1987 al 10 de agosto de este año, han muerto 10 mil 892 palestinos y mil 579 israelíes; por cada víctima israelí hubo siete palestinas, siendo en su mayoría niños, niñas y madres de familia.

El profesor judío Norman G. Finkelstein documenta en su libro This Time We Went Too Far: Truth and Consequences of the Gaza Invasion (2010) que la ONU y organismos defensores de derechos humanos, como Amnistía Internacional y Human Rights Watch, han confirmado que Israel ha atacado múltiples veces blancos civiles, no militares, pero las protestas mundiales son acalladas o minimizadas por la prensa controlada por radicales.

Las diferencias en fuerza bruta están soportadas por el apoyo de Occidente. De 1949 a la fecha, EUA ha dado a Israel asistencia bilateral por 121 mil millones de dólares, frente a 8 mil 960 millones de dólares que ha entregado a los palestinos. No olvide la enorme diferencia en tecnología, incluido armamento moderno y sofisticado, sistemas de defensa antimisil, información geográfica de ubicaciones vía satelital y la asesoría de expertos.

Hoy día, el sitio impuesto en los mares genera hambruna en Palestina.

Un esfuerzo especial está dado por lo comunicado por los medios; recibimos información sobrada de los ataques de Hamás y desconocemos los aéreos de Israel, incluidos blancos civiles como escuelas y hospitales dentro de las ciudades.

En esta ocasión quise orientar el “Diálogo” al tema internacional, por sentir la responsabilidad de concientizarlo a Usted para la búsqueda y el análisis de la información valida, porque por lejos que nos parezca el conflicto, está muy cerca de nosotros, con las repercusiones que tiene para todos en el corto, mediano y largo plazo. ¿Qué le parece?