Madrugada

Madrugada

En la madrugada
antes de que el sol ocupe el cielo
la luna, idéntica a una rubia
se asoma entre las ramas flacas de un árbol
algunas estrellas aún brillan,
parpadean hasta fundirse
Los gorriones aún duermen
sueñan con desprenderse
con dibujar su vuelo entre las nubes
y a lo lejos escucho llegar tus pasos.
El suelo vibra
de las líneas del concreto se hacen abismos
los charcos se hacen océanos
tú llegas como un ser místico
emerges de otro universo
de naturaleza muy distinta
Te sientas frente a mí
para clavar tus ojos en los míos
yo tiemblo, pierdo mi mirada en cualquier cosa
pero cualquier cosa
me devuelve a ti
Comienzas a hablar, a fumar
a estudiar mi rostro y te das cuenta
pronto va a amanecer
pronto voy a querer más de ti

Edukt, Educación, ciencia, arte y tecnología.