Por Andrés Esteban Martínez Macías [1PRT “A”]
Estaba Marian dormida en la clase de Sociales, y la calaca se le apareció. Ella preguntaba por el profe de esa materia. Marian, tan despistada, le dijo ¡No!, y la calaca enojada la retó: bailarás por tu vida y yo por tu calificación.
El profe de Sociales se enteró y a la catrina él castigó. La huesuda se fue bailando, moviendo su cadera con desolación. Botó, botó, hasta que nuevamente llegó al panteón.

Convivencia
Por Jessica Giselle Cervantes Ortiz [1PRT “B”]
El profe Gonzo llegó al día de muertos festejando con tequila en la mano. La catrina se le iba acercando. Bailando “la cucaracha”, coqueta, cantando, enredó al máster en sus encantos.
La música siguió mientras ellos platicaban. El profe hablaba mientras la calavera lo miraba; su plan era llevárselo al mundo de los muertos. Mientras iba parrandeando, un hueso se rompió Gonzo.
Del hospital al panteón, del panteón a la muerte, la fiesta comenzó y la delincuencia terminó.
Itzelita

Por Margarita de los Ángeles Moreno [1 PRT “A”]
Itzelita, Itzelita, sentadita estudiando estás, pero esconderte deberás ya que la huesuda por ti va.
Ella apresurada está buscándote ya porque para el 2 de noviembre no quiere estar. Por el Colegio Excélsior la calaca va, por las gradas la han visto ya: ¡escaparte de ella no podrás!
Ay, Itzelita, la flaca sabe dónde estás; va ella muy contenta pues esta noche te llevará.
En una tumba muy bonita estarás; todos tristes flores te llevarán y la muerte muy contenta cantaba sin parar.